Beneficios de la educación emocional

 

Con el desarrollo de la inteligencia emocional a través de la Educación o de procesos formativos o terapéuticos, podemos:

  • Aprender a identificar nuestras emociones y darnos cuenta de su repercusión en el plano físico y mental.
  • Desarrollar o ampliar nuestro vocabulario emocional (poder ponerle palabras a cualquier sensación, emoción o sentimiento)
  • Expresar cualquier dificultad o conflicto que experimentemos, superando sentimientos como la vergüenza, la culpa o el miedo.
  • Desarrollar la resistencia a la frustración, aceptando que no siempre en la vida podemos tener todo lo que queremos.
  • Adquirir recursos para gestionar los enfados y conflictos.
  • Desarrollar la empatía (capacidad de ponernos en el lugar de otras personas).
  • Desarrollar la asertividad: capacidad de expresar ideas, sentimientos o deseos, sin invadir ni agredir a los demás.
  • Adquirir o mejorar habilidades sociales para poder crear y mantener relaciones saludables en la esfera pública y privada. 

 

MUJER FELIZ EN NATURALEZA